superior

domingo, 30 de abril de 2017

Cordero a la miel con patatas



La carne de cordero, tiene gran cantidad de proteínas y es una de las carnes que más nos gusta y se encuentra en la base de muchas cocinas regionales de nuestro país y ha incidido en la historia gastronómica de una manera muy contundente existiendo multitud de recetas una de ellas es Cordero a la miel con patatas




Ingredientes para 4 personas
2 piernas de cordero 400 g de patatas 3 cebollas 2 ajos 1 zanahoria 100 g de miel 2 dl de caldo de carne 1 vaso de vino blanco Aceite de oliva Harina Perejil Sal

Cortar el cordero en trozos, salarlos y pasarlos por harina. Poner una cazuela al fuego con aceite de oliva. Añadir el cordero y dorarlo en varias tandas. Retirar el cordero y reservar.

Pelar y picar las cebollas, la zanahoria y los ajos. Añadir las verduras a la cazuela y dejar hasta que empiecen a coger color. Incorporar el vino blanco y dejar al fuego hasta que se reduzca un poco el vino.

Añadir el caldo de carne y el cordero. Dejar cociendo unos 45 minutos y añadir a continuación la miel. Dejar otros 10 minutos. Retirar y reservar. Pelar las patatas. Poner un cazo al fuego y cocer las patatas hasta que estén tiernas. Retirar y escurrir. Poner una sartén con un poco de mantequilla y saltear las patatas. Añadir un poco de perejil. Servir el cordero con las patatas.

sábado, 8 de abril de 2017

Pechugas de pollo guisadas con pimientos



La carne de pollo es más ligera y más fácil de digerir que las carnes rojas. Además, posee un alto contenido de proteínas de alta calidad. El pollo es uno de las carnes más consumidas en el mundo, y tenemos infinidad de recetas echas con él, la receta de Pechugas de pollo guisadas con pimientos es una receta diferente a las habituales, fácil y muy rica.

INGREDIENTES (4 personas)

800 g de pechugas de pollo 1 cebolla roja 1 pimiento rojo 1 pimiento amarillo 1 ajo 1 bote de tomate frito al estilo casero 1/2 vaso de vino blanco Aceite de oliva Azúcar Perejil Pimienta Sal

Pelar y picar la cebolla y el ajo. Lavar los pimientos, retirarles las pepitas y cortarlos en trozos gruesos. Lavar y trocear el perejil con las manos. Sazonar, con sal y pimienta negra recién molida, las pechugas de pollo.

Poner una plancha al fuego y, cuando esté bien caliente, marcar las pechugas de pollo (que no queden muy hechas).

Poner una cazuela baja al fuego con el ajo y la cebolla. Pochar y añadir los pimientos.
Salpimentar. Dejar unos minutos e incorporar el vino, la salsa de tomate y un pellizco de azúcar.

Trocear las pechugas y añadirlas a la cazuela. Dejar cocer todo junto a fuego suave unos 15 minutos. Espolvorear con perejil picado y servir.

Asi de facil resulta hacer la receta de  Pechugas de pollo guisadas con pimientos